Conoce a las autoras del III Premio RipleyAna Castany
Alt text

Ana Castany, autora de "La semana de la revolución"

Continuamos con nuestro cuestionario a cada una de las autoras de los trece relatos seleccionados que integran la Antología del III Premio Ripley. Conoce hoy a Ana Castany, autora del relato "La semana de la revolución".

En la convocatoria Premio Ripley hay dos géneros: terror y ciencia ficción. Cuéntanos por cuál te has decantando y cuál es tu relación con ese género.

Siempre me ha pasado una cosa curiosa con las historias que escribo: si son de ciencia ficción se convierten en relatos y si son de fantasía, en novelas; así que desde el principio tenía claro que me decantaría por la ciencia ficción. Además, con el terror… no me atrevo, ¡me da miedo! Si se me ha escapado alguna pincelada es porque sentía algo de vértigo: después de toda la vida escribiendo, acababa de decidir que iba a lanzarme en serio, y participar en el Premio Ripley era mi primer objetivo.

Háblanos un poco acerca de tu relato. De dónde surge la idea, que querías contar.

La idea de una humanidad mejorada me rondaba la cabeza desde hacía tiempo, había querido participar con ella en el Visiones 2018, pero no llegué ni a escribir el relato. Me imaginaba un futuro no muy lejano en el que, con tal de exprimir el tiempo, nos habíamos implantado prótesis que nos permitieran alargar la vida y además ir en piloto automático, para ahorrarnos las partes “aburridas” del día a día, como ir al trabajo.

Cuando salió la convocatoria del Premio, recuperé la idea y decidí cambiar al protagonista —que era un estereotipo de oficinista de mediana edad— por alguien que se pareciera a Ellen Ripley de alguna forma. Y de repente se presentó una anciana viuda, con su especial sentido de la vida, y se apoderó de la historia. Ya no se trataba solo de lo que sucedía en el futuro, sino de lo que le sucedía a ella, y cómo tomaba las riendas de su propia vida automatizada, a pesar de que ya no le quedara mucho tiempo.

fotos

Ana Castany



Y tras la obra, la autora: cuéntanos un poco más de ti: ¿es tu primera participación en un premio o ya tienes otras obras publicadas?

Esta es la primera vez que participo en un premio después de haber decidido darme una oportunidad en serio con la escritura. Porque al final he conseguido aprenderlo: las oportunidades dependen de ti.

Había participado en otros premios antes, o lo intentaba, porque la mayoría de las veces no llegaba ni a terminar el relato: me faltaba tiempo o decisión. Incluso lo probé con el primer y el segundo Ripley, pero no acabé nada.

En esta ocasión vez estuve pendiente del pistoletazo de salida y, en cuanto se propusieron los temas, me puse a escribir. Y no dejé de hacerlo hasta que terminé el relato: lo mandé unos quince minutos antes de que acabara el plazo. ¡Para mí fue una victoria de gigante!

El Ripley pasará el próximo año de ser una convocatoria de relato a una de novela. ¿Cómo ves la situación de las autoras de género en nuestro país, especialmente en lo que a novela se refiere?

Hay autoras que cada vez suenan más fuerte, que con su trabajo se convierten en conocidas y reconocidas, y es fantástico. Pero creo que todavía es necesario ir más lejos, hay algo que todavía falta.

En mi entorno sigue habiendo escritoras con novelas, o con proyectos de novelas, que no se lanzan. No terminan sus historias, no las sacan a la luz o piensan no son lo suficientemente buenas, como me pasaba a mí. Y tienen talento, conocimiento y capacidad a mares.

Así que, si me estáis leyendo, coged vuestras fabulosas, apasionantes, increíbles historias y poneos a escribir. Vosotras podéis, si queréis.

Durante todo el proceso del Premio, y con la experiencia de la primera convocatoria, ha habido una gran actividad y resonancia en las redes y medios de comunicación. ¿Cómo lo has vivido?

Sinceramente, lo estoy viviendo un poco al margen: apenas utilizo las redes sociales y si lo hago es para ayudar un poquito a los animales (¡adoptad, esterilizad!). Aunque el día del fallo sí que estuve pendiente: soñaba con tener alguna posibilidad, al fin y al cabo había dado lo mejor de mí y había participado dentro del plazo. Cuando vi que habían seleccionado mi relato, no me lo podía creer.

Aún no acabo de creérmelo, la verdad. Mientras contesto esta entrevista, me siento un poco Alien: me parece que en cualquier momento la teniente Ripley se va a dar cuenta de que me he colado en la nave e intentará echarme. O matarme. Pero supongo que esto me pasa porque soy la octava pasajera finalista, ¿no? (Por si acaso, espero que a ella también le gusten los animales, los Aliens sólo somos bichos raros).

Para acabar, ¿estás enfrascada en algún proyecto literario? Quizás puedas darnos unos avances sobre tus próximos trabajos o publicaciones.

Desde la convocatoria del Premio, he participado en otro concurso más de relatos y me estoy preparando para un tercero. Creo que después me pondré a escribir una antología de relatos o me lanzaré con una novela, todavía no lo tengo claro. Igual acabo haciendo las dos cosas. Ahora que he cogido carrerilla para escribir, parece que no puedo parar…